fbpx fbpx

Cómo usar el secador corporal Valiryo para obtener la mejor experiencia

Roberto San Martín
23/03/2021

Valiryo cuenta con 16 combinaciones de temperatura e intensidad gracias a los cuales puedes personalizar tu experiencia de acuerdo también a cada momento. Si por ejemplo tienes prisa por llegar a trabajar, Valiryo a máxima potencia te ofrecerá un secado rápido y eficaz para que puedas continuar rápidamente con tu rutina. Pero, si quieres disfrutar de una experiencia de secado relajante que reduzca tu estrés, relaje tus músculos y prolongue esa sensación de bienestar de después de la ducha, puedes optar por seguir estos consejos de uso que te ofrecemos a continuación. Con ellos, disfrutarás plenamente de la experiencia de secado corporal de Valiryo.

Lo primero a tener en cuenta es el lugar de instalación de Valiryo. Nosotros recomendamos que, siempre que sea posible, se instale dentro del espacio de ducha. Valiryo cuenta con un índice IP56 que lo hace totalmente seguro para su funcionamiento en entornos de agua. De esta manera, vamos a lograr salir totalmente secos y relajados de la ducha mejorando nuestro bienestar, seguridad y limpieza del baño. En este post puedes encontrar todos los consejos sobre dónde instalar Valiryo y, recuerda, la instalación y conexión de Valiryo es muy sencilla y no requiere de realizar ningún tipo de reforma. Además, está preparado para poder ser instalado en cualquier lugar del mundo.

Consejos de uso de Valiryo

Recomendamos precalentar Valiryo para evitar esa posible primera sensación de frío que puede resultar de recibir aire, cuando todavía no está suficientemente caliente, sobre tu cuerpo mojado. Es por ello que, aconsejamos encender Valiryo 20 segundos antes de empezar a utilizarlo seleccionando la configuración de velocidad mínima y máxima temperatura. Esta configuración es la que va a hacer que Valiryo alcance antes una temperatura más elevada de uso.

Mientras tanto, te aconsejamos también que elimines con tus manos las gotas de agua más voluminosas que hay en tus hombros y en tu torso, deslizándolas simplemente hacia abajo. Hecho todo esto, ya puedes acercar tu cuerpo a Valiryo situándolo a 2 cm de distancia. Acerca incluso tus labios al difusor más próximo para sentir esa sensación de calor que, en pocos segundos, irá calentando todo tu cuerpo.

A partir de este momento, regula la temperatura y la potencia del aire a tu gusto (existen un total de 16 combinaciones posibles) y disfruta del momento. Al finalizar tu secado, te sentirás relajado y notarás tu piel más suave e hidratada. Además, si estabas sudando, dejarás inmediatamente de hacerlo ya que Valiryo evita el incómodo sudor que suele quedar tras un ejercicio físico intenso.

Recuerda, si quieres hacerte con Valiryo puedes comprarlo directamente en nuestra tienda online (también disponible en Amazon en todo el mundo) o escribirnos a info@valiryo.com para preguntarnos dónde puedes encontrar nuestro secador corporal cerca de tu domicilio. Si estás interesado en contar con Valiryo para tu negocio, escríbenos también y nuestro equipo comercial se pondrá en contacto contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.